La mona de Pascua del restaurante 7 Portes

mona 7 portes

¿Quién no conoce al 7 portes? Es uno de los restaurantes más destacados de la ciudad de Barcelona. Por tradición, calidad y dedicación, cuentan con una carta de temporada, catalana y mediterránea, y un sinfín de eventos gastronómicos que vale la pena destacar.

En una cita con periodistas y bloggueros gastronómicos, tuve la oportunidad de conocer, de primera mano, sus platos y la historia de tantos años, de la mano del Sr. Parellada, dueño e hijo de los fundadores. Nos contó las horas destinadas a regentar un restaurante de tales magnitudes y lo que es hoy, además de las diversas actividades que suelen realizar.

mona 7 portes foto 7 portes

Una de ellas tiene lugar en Pascua. Cada año un reconocido pastelero elabora una mona personalizada para el restaurante, siendo un acto que se comparte entre todos los clientes, especialmente entre los niños que se animan a tocarla e ir repartiendo el chocolate de la mona para comérselo.

¿Cómo es la mona 2018 del 7 Portes?

Este año el autor de de la mona es la prestigiosa Pastelería Escribà, liderada por los maestros pasteleros Christian Escribà y Patricia Schmidt. Se ha realizado utilizando 20kg de chocolate negro 70%, chocolate blanco Chocovic y 15 g de pasta de azúcar fondant de diferentes colores.

El resultado es una increíble mona que muestra algunos de los platos estrella del 7 Portes, la paella. En total, 3 paellas que vienen enmarcadas por los porches de Xifré y el monumento a Colón.

mona 7 portes 2 foto 7 portes

En la entrada del restaurante cada año exponen la mona hasta el lunes de Pascua y entre las 4 y las 5 de la tarde, los niños que comen en el restaurante pueden romper la mona y comerse un trozo o llevárselo a sus padres y familiares. De esta manera niños y mayores participan directamente en la tradición y disfrutan “gastronómicamente” del trabajo de los maestros Escribà.

La mona, una larga tradición

Su nombre procede de ‘munna’, que significa ‘provisión de la boca’, un regalo en forma de alimento dulce que los moriscos hacían a sus señores para celebrar que la Cuaresma había finalizado. Originalmente “la mona” era un pastel en forma de corona, con la base de bizcocho, acompañada de huevos duros. El número de huevos indicaba la edad de los niños, hasta llegar a los 12 años. Desde el siglo XVI, y poco a poco, se fue introduciendo el chocolate. Actualmente la Mona puede ser de bizcocho, mantequilla, fruta confitada y decorada con huevos de chocolate, plumas o pollitos e incluso una “escultura” de chocolate.

mona pascua 2

Es tradición que los padrinos, el domingo de Pascua, le regalen “la Mona” a sus ahijados y se come en familia el lunes de Pascua, que es día festivo en Cataluña. El Gremi de Pastelería de Barcelona explica que la primera documentación sobre un bizcocho circular con huevos duros data del siglo XV aunque no es hasta 400 años más tarde cuando los pasteleros franceses acompañan estas piezas con chocolate. En Mundogastronomia.com, la web de eventos gastronómicos, relatan más cosas sobre la mona, como que ​​este año esperan superar las 700.000 unidades vendidas, lo que significa un ligero aumento respecto al año anterior de un 1%.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.